¿Quién es Lola?

 

Lola «la Jindra» nació en 1989 y ha estado en contacto con la cultura española desde su infancia. Por sus visitas casi diarias a sus vecinos españoles, el idioma, la música y por supuesto la paella y las tapas han hecho parte de su vida cotidiana desde pequeña. A los 17 años viajó a Valencia para aprender bien la gramática española. Una gran ciudad, con un centro histórico bonito, una playa preciosa y mucha cultura. Sin embargo, algo faltaba. Lola siempre había querido aprender a bailar flamenco, pero en Valencia casi no hay escuelas de baile flamenco.

Mientras cursaba estudios de periodismo en Amberes, Lola por fin se enteró de una asociación española llamada Peña al Ándalus y decidió apuntarse para las clases de baile con Ana Ramón. ¡Allí se contagió con el «virus» del flamenco! Durante las vacaciones viajó a varias ciudades en el sur de España para seguir cursos intensivos de baile. En Madrid, a donde llegó para hacer un intercambio, asistía por la mañana a sus clases en la universidad y por la tarde tomaba clases en la famosa escuela de danza Amor de Dios. Fue así que descubrió que en lugar de periodista quería ser bailaora de profesión.

Lola hizo prácticas en Granada en la escuela Carmen de las Cuevas y recibía clases de baile todos los días. Después viajó a Sevilla donde estudió baile flamenco en la famosa Fundación Cristina Heeren por un periodo de dos años. Uno de sus sueños más grandes se hizo realidad cuando actuó en el Festival de las Cuevas en el Sacromonte (Granada) en 2013. Su actuación durante el ciclo «Miércoles a compás» en Sevilla (2014) también fue una experiencia inolvidable. En 2016 viajó a Dubái donde estuvo actuando y enseñando durante tres meses con la compañía de baile «Flamenco Art & Entertainment».

Lola vive en Sevilla, allí progresa como bailaora de flamenco y recientemente también sigue los pasos de su abuelo, que era sastre. Aunque su abuelo y su madre le han enseñado los trucos del oficio, también ha seguido varios cursos sobre patronaje y confección de ropa flamenca en España. Fue así que nació «Made by Lola», su propia marca de faldas flamencas elaboradas con telas originales en colores atrevidos, que cose y vende en su taller.

Made by Lola